sábado, 10 de junio de 2017

La Analogía de Wall – E


Si hacemos un análisis de lo que es la solitaria vida de este pequeño robot y lo aplicamos a nuestro diario vivir, nos podemos dar cuenta que los hombres comunes somos como él, es fácil de decir…

Vivimos prácticamente solos en el mundo recogiendo basura de otros esperando que alguien aparezca de la nada en nuestras vidas y nos muestre el fuego, nos enseñe el valor de una canción, nos haga sentir frágiles ante una puesta sol, nos haga salir de nuestra zona de confort solo por verla sonreír así como lo hizo Eva, es aquí cuando la cuestión se pone fea entonces cuando aparece nuestra Eva, porque lo establezco así? Bien fácil de decir también…

Por Eva nos olvidamos de nuestra basura ya compactada, dejamos que ella nos encienda el bombillo de los sentimientos, dejamos que juegue con el cubo de rubik que tenemos en el pecho hasta que logre descifrarlo y buscamos los rayos de luz que creemos nos trajo a nuestra vida, ya que luego de entregarnos como esa planta que cuidamos con tanto cariño en esa fea y sucia bota que es nuestra vida, nuestra Eva se cierra ante nosotros, sin ninguna razón aparente, solo porque no es fanática de grandes compromisos, después que nuestra Eva nos juega feo y aun así seguimos llenándola de luces y adornos, seguimos gastando nuestro tiempo y esfuerzo solo para hacerla feliz, ya después de esto seguimos arrastrando a Eva a lo que consideramos que es lo bello de nuestras vidas, remando entre el sucio rio de nuestra retorcida existencia, seguimos remando hasta que nos duelan los brazos, hasta quedarnos sin aire, hasta sentir calor en los pulmones y aun así tu Eva no te aprecia en el momento donde eres frágil, pero quieres saber algo triste? PUFF, algo se activa en su sistema y por arte de magia se llevan a nuestra Eva y somos tan malditamente masoquistas que seguimos tras ella como los ingenuos recogedores de basura que ya éramos antes como ese sucio bote en el que remamos hasta el cansancio y aunque no sabemos si viviremos porque ANIMAL reiníciate, busca otra Eva, trata de sacarte de la cabeza a ESA Eva que te tiene JODIO pero, nuestra orgullo nos obliga a embarcarnos en una búsqueda por “salvar” a Eva que al final de cuentas nos lleva a una búsqueda para salvarnos nosotros mismos, no es fácil de adivinar, siempre tendremos un futuro mejor, solo que no nos olvidemos de nuestra basura y que nuestra Eva la que se llevo nuestro corazón, volverá en otra piel, con la mis sonrisa y volveremos a caer.


Y lo disfrutaremos.

Quiero café


La palabra que busco en esta noche no sé cómo expresarla pero la sabrán al final de leer estas líneas, Maquiavelo estableció que el hombre es malo por naturaleza pero se refería al hombre como ser universal o al género masculino? Me hago la pregunta porque siempre pierdo ante el mismo enemigo, ese enemigo de cálida sonrisa, que me ha besado con pasión y hasta con odio después de una pela, que me ha abrazado en mis momento frágiles que pese a todo eso recibe mi carne en sus adentros con súbito placer, sí, estoy hablando de mujeres, ellas siempre han sido mi mal necesario y mi némesis mas difícil de vencer, siempre caigo, siempre y no sé cuantas veces he caído y seguiré cayendo porque ha este punto de mi vida solo me importa seguir levantándome pese a las veces que caiga y yo sí que se de caídas amigo mío.

He caído tan bajo como hombre que mi último consuelo siempre ha sido al final de una botella de Barceló o Jack Daniels dependiendo el presupuesto, Bukowski apoyaría mi decisión de buscar algo que me guste y dejar que me mate, pero no se cuantas veces he muerto por mujeres, digo que seguiré muriendo porque soy y somos masoquistas, tú que me lees lo sabes, no puedes evitar que tu sangre corra más rápido por tus venas al ver ese par de pezones caminando hacia tu boca, obviamente siempre caeremos al estar dentro de ellas, donde somos frágiles, donde no importa tu hombría o el tamaño de tu miembro, ella lo recibirá dentro hasta consumir tu sudor, tu esperma y tu vida, pero sabrás que llegaras a este punto donde estoy, cuando sepas que odiarte es divertido y que la palabra que estas esperando saber cómo describe mi estado esta noche es… decadencia.

sábado, 20 de agosto de 2016

Nostalgia?

No sé exactamente como describir esta sensación, en realidad creo que solo mi lóbulo derecho se empeña en mantener recuerdos vivos cuando deberían estar más que muertos o simplemente enterrados en algún banco de memoria que no necesite ser leído o reproducido nuevamente, no entiendo porque mi cerebro se empeña en tener todos los recuerdos activos y mis memorias tanto buenas como malas en un estado tan intacto que podrían pensar que esto es como un sueño lucido, pero no lo es y justo ahí es donde la vaina se pone fea.

Realmente lo que si me molesta de mi cerebro es cuando el olvida lo que realmente debería recordar, o sea, por que carajos no haces posibles los tiempos cuando éramos felices solo tú y yo sin necesidad de una tercera entidad? Por que no me ayudas a revivir cuando éramos tú, yo y un libro y no una masa corporal rebosante de feromonas volviendo tu testosterona un mangú?  

“Necesito volver a mi estado original, me he vuelto débil, me he vuelto dócil, necesito volver a mi estado animal…” Riddick…

Como cuando no sabes si sacar fuerzas de una fuente externa o si lo logras como el mejor y consigues energon* o caminando un día por aokigahara buscando un spot hábil para encender un cigarro, te topas con la piedra filosofal, luego descifrar a ver si te sirve de inspiración y seguir adelante, cuando se supone que quienes te deben ese suspiro de inspiración, inhalan ese aire que tú necesitabas para lograr ese último propósito, como cuando todo el sudor se confunde con las lagrimas no es suficiente, como cuando hasta tu gato te abandona porque se le hizo más fácil maullarle a una gata que la conoce todo el barrio por bandida que por santa y adivina qué? Te paso lo mismo por palomo y por no ser gato.

Siempre he admirado a los gatos, Nyarlathotep me ha dado buenos momentos de felicidad, menos cuando se pasa de contento y me muerde/aruña, ya en ese punto todo deja de ser bien, pero como sea, no nos salgamos de la línea y sigamos con esto, consecuente a mi situación siempre me pasan cosas malas por ser bueno, irónico, no? Yo digo que sí, por una razón interesante, cuando era más joven y me importaban menos cosas, sufría menos y bebía mas, no entiendo como mi codificación cerebral llego al punto donde tengo que dejar de hacer cosas para sentirme bien y mucho menos no sé como carajos se acostumbro al maltrato cuando hace varios años la cosa era diferente, lo reciproco se volvió un “baucher” de una cena pagada con tarjeta donde la gracias se dieron por cortesía y al final de la noche el “piquito” tímido para “salir del paso” cerró con broche de calamina, con broche de oro seria en otra circunstancias, sean sinceros con ustedes mismos y vamos a ser sinceros ahora con nosotros mismos, se supone que se busca estabilidad en la vida verdad? Pero cuando la maldita soga solo te acerca al precipicio mientras la otra persona usa una polea en vez de las manos sabemos que no es algo valido y que OBVIO no se está jugando bien, que usted debe hacer? LOGRELO, váyase, GUAREBEL CON LA VIDA, yo estoy decidido a terminar con esto a menos de una buena razón me permita seguir, pero sabiendo la situación, saben algo? Sé que no pasara

Eso es lo que sugieres pero no apoyas en lo que tienes que hacer, te apoyas en las mismas canciones que te recuerdan lo patético de tu existencia, te acuerdan los “buenos” momentos, te acuerdan cuando eras alguien que sonreía porque le gustaba y no por necesidad, realmente quieres seguir asi? Realmente quieres seguir siendo un bufón? Creo que no, creo que deberías de hacerte a ti mismo la idea que es demasiado duro ser el elegido y lo sabes, sabes lo que es sentirse abrumado por ser el elegido, pero abraza esas llamas  y se feliz, que tu razón sea corrompida nuevamente no hará ningún cambio en tu raciocinio y eso me conforta bastante, se feliz contigo nuevamente, extraña los tiempos en que eras tú contra el mundo y no tu tratando de entrando de entrar al mundo de otra persona que solo por ratos busca compañía… eres más que eso y sabes que tu nostalgia solo durara hasta que tus órganos te acuerden que eres solo un humano.


Adieu!!

lunes, 15 de agosto de 2016

La Caida

Se desvaneció el orden, aquel yugo que los humanos dominados llaman democracia se hizo una tiranía, lamentablemente una tiranía silente, donde nadie sabía lo que estaba pasando, de hecho nadie sabía quien estaba gobernando, las cabezas del gabinete no sabían que botón pulsar y hacer algo que realmente sea beneficioso tanto para ellos como para la situación que estaban viviendo, fue algo bastante confuso en realidad, los ciudadanos de aquella pequeña ciudad no sabían lo que estaban viviendo, la insubordinación combinada con orgullo y algunas pizcas de desinterés general solo hacían de la situación actual hacerse más tensa, realmente a ninguna de las dos partes le importaba lo que estaba pasando o al menos eso creían las partes, solo sabían del caos que les provocaba no tener a quien seguir, no tener un norte, no tener un rey o simplemente un pendejo que diera las ordenes, se volviendo emocionalmente liliputienses, se olvidaron de vivir porque ya vivían para alguien o para un sistema establecido de forma tan perfecta que con videos y unas que otras comidas se sentían a gusto, humanos moldeables, se olvidaron que al origen del régimen, algún tiempo atrás siempre sonreían, olvidaron, como todo ser humano que transgrede una fase…

Se olvidaron de que aquel gobierno que comenzó en aquella sucia pared luego de comprar galletas, se desvaneció como aquel libro que se prestó como el inicio de algo grande, ni siquiera nuestro amado Zaratustra pudo prevenir este desenlace hablando a la gleba con tanto furor, ni  con todas las ofrendas de miel que quiera darle al creador podía solucionar su vacio, se volvió lagrimas, se volvió humo, como aquel cigarro que me viste fumar mientras me decías que es sexy verme fumar, se esfumo como los deseos de hacerte mía mas de una vez dentro de las políticas que implicaba este contrato, no pude hacer marañas de mis dominios, no pude ser mas yo, porque no me dejaste ejecutar mis decretos cuando era necesario, no pude ser yo cuando realmente quise poner una corona en tu cabello y hacerte sentir más que aquellos ratos cuando querías compañía, no pude ser el Aquiles que atara tu talón mas del tiempo necesario, no pude ser ese caballo de Troya que se infiltrara sin ser percibido en tus pensamientos, me valió un gobierno darme cuenta que nada de esto importaría porque a ti nunca te llego a importar ser parte de esto, siempre fue un sentimiento ajeno a lo que a ti te convenía, como todo gobierno déspota destinado a caer, me duele el hecho de que desgarre mi gabinete para hacerte ley marcial, hasta toques de queda establecí solo por verte sonreír, ejecute en el paredón a todos y cada uno de mis atávicos deseos, a cada uno de mis instintos animales, a cada uno de mis demonios, hice cenizas mi trono para cederte a ti todo cuanto pude, destruí todo mi sistema para no ser degradado en una plaza llena de leones, volví a los inicios de aquella Roma invicta, donde los coros en el coliseo eran la sensación, deje que varios leones de mi apellido rugieran por encima de lo que quería, deje que todos pasaran por encima de mí, solo porque tu siguieras en mi pedestal de prioridades, pero para qué? Si al final de la jordana solo te paras frente a mí con esa mirada tan hiriente, como aquella lanza que atraviesa el corazón de cualquier guerrero en batalla, como que nada te valiera la pena, como que nada esta a tu altura, es cierto, nada lo está, porque estas demasiado bajo, no llegue a ser la punta de la cadena alimenticia para que un ser sangrante tome ventaja sobre mi dolor, mi dolor humano y silente es mío, solo mío, mi cáncer es autoproclamado y mi ausencia es solo de mi autoridad, te amo, pero en ese mismo nivel me desprecio, por amar y no ser amado o por lo menos ser notificado…

Se me olvida respirar mientras trato de pensar en lo que pudo ser, en lo que pudo desatar poner un anillo en aquellos dedos pero todo estará bien, no te pares frente a mí con esa mirada tan hiriente, pero tendría que llorar por ti y me rio como un loco, tendría que llorar por ti y no tengo ni una lagrima porque es una tarde gris y ya empezó a caer el aguacero aquel que nunca te trajo a mí y como se mojo lo que sentía por ti, sigo viendo por las cunetas mis sentimientos y mis sufrimientos milagrosamente se van alejando , has tirado nuestro gobierno por la ventana mientras me bastaba con un poco de tu amor y aquí estoy devanando mi cerebro buscando la manera de decirte adiós… maldito y masoquista gobierno, maldito y necesario sentimiento de sentirse querido, maldito sentimiento de sentir que le importas a alguien, maldito sea todo esto, maldito sea yo por pensar que este gobierno se puede mantener...


viernes, 15 de enero de 2016

Así es como te pierdes.



Sí, hay muchas formas de perderse, puede ser gracias a un vicio, una decepción o porque simplemente tu cerebro le dio para eso, está bien, personalmente no puedo confiar en una persona que no tenga vicios, no importa el tipo, porque ellos saben lo que es perderse y regresar, aunque duela.

Pero la forma en la que no me gusta perderme es, cuando mi razón puede más que mi voluntad, cuando la presión sucumbe y mi estomago lo siente, pero siente el nudo y la ronquera de mi garganta no pasa sólo más que saliva, no me gusta perderme así, no me gustan las nubes en mis pensamientos y el deliberado deseo de literalmente: soltar todo.

Hace poco aprendí hacerme el loco y no estoy practicando lo que profeso, pero usted lo hace?

Dese un gusto si es así y sino, dese su gusto también, de eso se trata el relajo este prestado llamado vida.

jueves, 31 de diciembre de 2015

Acto XVIII: Aqui, mendigando


Aquí, con mi vaso no desechable que ha estado conmigo en más ocasiones importantes que quienes “me quieren” (honestamente y en este punto de mi vida, no sé quien me quiere o quien solo intenta hacerlo), he tropezado tantas veces que ya no tengo sensibilidad en los dedos de los pies, no considero que sea algo bueno, pero al menos no siento dolor y eso es lo que importa.
No puedo asegurar mi estado de ánimo, sigo neutro como siempre, para mí es un día normal donde estoy solo en casa mientras la otra parte de mi familia se divierte en los gajes de la dominicanidad y sus festividades, aunque para ser sincero, estoy medio harto hasta de mi; sé el rumbo que tiene mi vida, el cual me gusta bastante, pero que hay mas allá? Siempre que logro mis metas me siento medio lleno y medio vacío, es una dicotomía demasiado fuerte, lo sé, pero soy yo quien expresa aquí, no tu quien me lees y recuerda que no me importa si lo haces.

Siempre seguiré siendo un joven indecente, carente de muchas cosas de forma interna y con una sonrisa bastante falsa en la cara, refugiado en cualquier cosa que me mantenga la mente ocupada, aburrido soy demasiado necio.

Me cuestiono demasiado a diario con respecto a todo, mi vida se basa en múltiples preguntas y en eso se me va el tiempo: en tratar de responderlas; muchas veces encuentro las respuestas y cuando no, el resultado me frustra demasiado, obviamente no van a saben cuando esto pase, solo pasa cuando estoy solo y ahí es justo donde radica mi problema…

Siempre he podido tener lo que se me antoja, siempre he podido ser quien quiera ser, siempre he querido aceptar mis problemas internos de confianza hacia los demás, por eso siempre me siento solo, porque nunca dejare que nadie pase este escudo (así lo llamo Prytania, mientras me decía que no sirvo), puedo servir para muchas cosas menos para dejar mi costumbres mi eterna nada, quizá quien lea esto se pregunte sobre lo que quiero dejar dicho, pero sepan que yo si lo sé y les dejare saber que es: me siento solo.

No suelo aceptarlo, solo cuando realmente me siento solo y lo acepto para mí mismo, no para que otros sepan que me siento solo, no me gusta la idea de que sientan lastima por mí, por eso mi idea perfecta de morir es la de un perro, que se va de casa para morir donde le llegue la hora, no me gusta la idea de personas llorando por mí, no merezco sus lagrimas aunque quieran dármelas, me entristece el egoísmo el hecho que no me dieron esas lagrimas cuando saque una sonrisa de sus adentros, por eso me siento solo, por hacer reír a todos y nadie se esfuerce por hacerme reír a mí, no es que lo necesite, pero es como cuando te encuentras dinero en un pantalón, nunca está de más tener algo extra, pienso seguir llenando mi vida de desconexiones voluntarias, no me hace falta siempre estar ahí, pero como recuerden la analogía del dinero unas líneas más arriba, ahora mismo no sé lo que soy, solo sé que respiro y que este trago está muy bueno, quiero llenar mi soledad con alcohol, por que no? Es válido, siempre es válido el alcohol, quizá si tuviera un gato seria un poco más feliz y me sentiría menos solo, pero creo que mi gato haría lo mismo que los gatos de Lissa Simpson y morirían cuando les muestre cariño, quizá eso mismo pase conmigo cuando muestro cariño, muero un poco o muero completo, realmente no sé.

Como ese cactus en el medio del desierto que no necesita agua para sobrevivir pero de cuando en vez no se queja cuando la lluvia moja sus espinas, que se alegra cuando cae la noche porque podrá creer que podrá soñar con que todo a su alrededor actualmente vacio se podrá llenar, aunque sea con personas que no aprecien sus espinas, pero sabrá que hay alguien ahí, por lo menos una persona se tomara la molestia de admirarle y aunque esto no pase, tendrá su soledad, sus espinas y sus sueños, fuera de la realidad, pero siguen siendo sueños y solo los diagnosticados saben que sueñan despiertos, podemos seguir imaginando que soñamos cuando nadie nos ve, pero quien nos ve? Quizá Cotard, pero debe estar muy ocupado en sus asuntos.

No les desearé un feliz año nuevo, ni yo lo tengo y no puedo desear o dar lo que no tengo, pero si les quiero aconsejar algo: aunque sea banal, sonrían, no saben a quién le pueden también alegrar el día aunque sonrían con los dientes y el cuerpo lleno de espinas, sean ese cactus cuando nadie los ve, sean quien quieran ser cuando estén rodeados.

No sé qué tiempo estaré con ustedes siendo quien siempre he sido, solo les pido que sepan ser.

Y no, no tengo ideas suicidas ni mucho menos, me falta demasiado por vivir, solo me molesta el hecho de ser quien siempre se sacrifica y coge el disparo el pecho por el equipo, realmente me estoy hartando de seguir con esta práctica y el día en que realmente lo haga, nadie se arrepienta de mi decisión, porque siempre que tomo una decisión aunque me duela y desgarre mis pies, es el camino que elegí.  

Borrón 29/12/14

 

Anexo:

 

Sigo haciendo lo mismo un año después de haber escrito esto, debería de comenzar el cambio en este preciso momento, porque ya no me da miedo el cambio, pero aun duele y el dolor no es mi fuerte aunque lo sepa controlar…

Quienes me “conocen” saben de qué estoy hablando, engorden a su demonio así como está el mío.

lunes, 28 de diciembre de 2015

El fin (o el principio)

una nube oscura que cubra todo el cielo
Un trueno tan fuerte
Que rompa todos los cristales
Y dispare todas las alarmas
Una lluvia ácida
Que nos arranque la piel
Y nos purifique
Un temblor que sacuda los cimientos
Que caigan las torres como castillos de arena
Que los servidores se apaguen todos a la vez
Que el mar se levante hambriento
Y devore montañas y valles
Que del núcleo de la tierra emerja el fuego más puro
Y luche a muerte con las olas
Que los dioses jueguen la última partida
Que decidan la suerte del maldito universo
En una noche de orgía y poker
Que se desnuden y enloquezcan
Que se embriaguen como putas
Que lloren, que giman
Que escupan polvo de estrellas
Que pierdan la memoria
Si es que alguna vez la tuvieron
Que la nada se canse del silencio
Y grite tan fuerte
Que el mismo tiempo se detenga
Que se desdibuje el horizonte
Que todo se funda y gire en el vacío
Todas las almas
Toda la historia
La escrita y la ignorada
Las cruzadas, las conquistas
Los genocidios,  las guerras
Los amores y odios
Los perdones, las mentiras
Los libros sagrados, los miedos
Los santos padres, los parias
Los elegidos, los proscritos
Las musas, los poetas
Los smartphones, las pastillas
Los 'Likes', los 'retweets'
Los sueños de árboles que sangran
Lo que callamos
Lo que escribimos
Lo que perdimos
Lo que creimos tener y nunca fue real
Los demonios que cantan como niños
Para hacernos sentir confiados

Entonces, solo entonces
Seremos libres
Flotando en un espacio sin nombre
Sin pretensiones de eternidad
Sin el recuerdo de...
Nada
Sin soledad

sábado, 26 de diciembre de 2015

Acto XVII: Aprendí Hacerme El Loco

Puede decirse que es una aptitud no nata o algo que puedes ir creando en tu subconsciente, por qué no?
Si podemos hacer que una idea por más pendeja o estúpida que sea nos saque una sonrisa o nos haga llorar como bebés recién salidos del útero,  por qué no podemos aprender hacernos los locos? Tengo años haciéndome esa pregunta y estoy seguro que aún no tengo la respuesta a ciencia cierta, pero lo siento y eso es lo que importa, porque aprendí hacerme el loco y les cuento como me di cuenta:
Dejó de importarme lo que pensaran de mi, mande para la mierda desde el más bonito hasta el más feo, supe decir te quiero sin esperar una respuesta sincera, aprendí a decir que no, aprendí a que fuera de la cama es que se sueña y se crea, aprendí a no lamentar y aceptar, me quebré la espalda sin tener que darme un trago y sobre todo, sonreí como si nada me importara y adivinen qué? No me importa porque aprendí hacerme el loco.

Esta es mi definición de locura, es un término bastante subjetivo, pero sólo quien aprendió hacerse el loco, lo entenderá.

jueves, 10 de diciembre de 2015

ACTO XVI: Mi Amigo Cotard

Una vez hablábamos sobre la posibilidad de que nuestros cerebros estén próximamente en recipientes con formol, no necesariamente para fines de investigación, posiblemente sea porque necesitaban cerebros en alguna Universidad o algún loco nos secuestró y los guardó para su deleite personal.

Pero, qué si nuestro amigo cotard ya tiene nuestros cerebros en su mesa de investigación? Qué si tal vez también tiene nuestros corazones? Esas son preguntas que sólo él puede responder, lo que si les puedo decir es, que una vez que mueres en vida, mi amigo cotard ya tiene todo de nosotros, desde nuestros miembros hasta nuestra necesidad de ser, yo mismo nunca quise ser, pero fui.

Sin rumbo pasó, como realmente pasan las cosas que tienen poco sentido delante de mí, como si fuese un borracho dando tumbos en busca de atención, como haciendo ademanes de quien quiere aprender a bailar con la vida y no puede, como quien busca ser encontrado pero dando todas las señales y hacer más fácil su descubrimiento.

No sé como pasó, ni en qué momento de mi vida la ceguera se hizo tan densa que no pude verme en el espejo y darme un consejo o darme cuenta en medio de la escalera del peso sobre mis hombros, no sé como paso, creo que lo disfrute y hasta soñé con esos momentos de gloria, no sé cómo paso, pero paso y seguirá pasando, imagino que el absurdo pretexto del ser humano siempre será una pregunta la cual no podrá responder con palabras, pero si con una lagrima, es difícil apreciar el dolor cuando este se vive en cada día de forma recurrente, de forma transversal y a veces auto proclamado.


23/11/13

domingo, 17 de junio de 2012

Acto XV: Fantasmas De Carne


¿Te has fijado en ese que camina con la frente en alto y luego sin darse cuenta sigue su camino pero cabizbajo? Ese puedo ser yo, ese puedes ser tú, o quien sabe si ya ambos lo somos. 

Utilizamos el aliento sin un fervor determinado, lo usamos como algo inigualable sin darnos cuenta que ya no hay motivos para seguir y por lo tanto ya no respiramos.

La carne y su tiempo de caducidad, tiene  un tiempo de vida tan exacta como el de un sentimiento puro delante de una mentira, tan oblicua como el despertar de una duda dentro de un corazón noble, tan marchito como las flores que le dejaste a quien amaste en el cementerio.

En toda esquina habitable puedes encontrar uno, son fáciles de distinguir, todos miran con los mismos ojos grises, el sol no les afecta y su refugio no es la noche, es su propio corazón sin motivos de latir.

Hace mucho perdí el deseo de ser moral, la inmoralidad se ha hecho de todas lujurias la más hermosa, creo que dentro de mi propio espacio el ser moral es un pecado, puede ser que todo lo que hago, digo o escucho sea inmoral o esté tratando de ser moral pero, ya no me importa.

Desde el menospreciado vapor que sale desde mi boca en las noches frías, hasta el humo de mi piel que realmente ya no sé porque se quema, creo que es de los pocos instintos que aun conservo pero olvidé explicar, aun tengo la lengua húmeda, que lastima, eso significa que a otra persona mas puedo escupir con pizcas de mi maldad.

Somos de esos cuerpos olvidados en ríos donde nadie nos buscaría, de esos cuerpos que se pueden tocar sin sentir calor, de esos que se pueden abrazar y conservan su aliento, de esos cuerpos que caminan sin un rumbo,  de esos cuerpos que sonríen con las manos y agradecen con la espalda.

Soy de esos que una vez caminó con firmeza y juró ser fiel a una idea, de esos que ofrecieron su vida por una verdad y la cambiaron por migajas de mentiras piadosas, de esos que se aferraron al frio pecho de la vergüenza de saber que todo por lo que lucharon nunca fue divino como la pintura al final del pasillo.

Fui de aquellos que siempre dieron la cara y que con ojos llorosos se alzaba aun sin fuerzas, de los que nunca dio su brazo a torcer aunque ya estuviera roto.

Soy como tu, un fantasma de carne que ya se cansó de caminar, que busca de forma solemne su humilde morada o simplemente otro cuerpo que pueda abrazar, considero que ese anhelo de sentir otra vez es de lo poco que me hace abrir mis labios y pronunciar palabras aunque, desde un punto de vista más apegado de mi, considero más observar que hablar, hablar es un estimulo, observar es un arte, un arte que hace mucho perdí para ti.

El origen de la tragedia no es más que una prueba de fe en nuestra sangre, para darnos cuenta de que lo más necesitamos es de nosotros mismos es la razón y no una razón cualquiera, la razón de ser nosotros mismos...
¡Para siempre!


Dedicado a mí hermano Rafi Báez.