martes, 15 de junio de 2010

Acto V: Yo, Existo?

Los sucesos que pasamos a diario se convertirán en piezas fundamentales para llevar nuestra retorcida perversión en grados mayores a los limites de la verguenza ajena, no creo que el ser humano llegue a ser lo suficiente bello para amarse completamente a si mismo y la basta masa de carne que lo rodea...


Sentimientos entre horribles lanzas afiladas y pensamientos magullados en espacios diminutos de tiempo en que se desarrolla la batalla incandecente en el ser lo que no somos...


..Nunca seremos esa alma joven que anhela erradicos deseos.

Apariencias de la mordida luz que quema a las orillas del pensamiento fluctuante... Por que el ser humano le da uso a una razón que ya no tiene?

Que decir del tiempo?

Batalla obtusa entre razón y parecer, olvidado entre palabras y sentidos de celulas de piel quemada no por rayos de sol sino por ahogados lacerados, que seguiremos olvidando mientras sigas luchando por parecer.

Cual es la forma de rebelión de los arboles a la llegada de cada crepusculo?

No considero justo al igual que los arboles que nos dejes secos mientras te mantienes libre y ajeno ante la bella y amada desgracia.

En tu lucha eterna alguna vez tendras que perder y cuando eso pase ya no quedara mas agua en los causes de tus rios y ya no existirán mas vidas vacias las cuales te abstengas de regar y por el resto de tu existencia te mantendras inmovil e inerte dentro de tus infinitos campos de desesperación y sequia existencial.


...No llegaremos a ser tan viejos para desear una muerte excitante.

Alargados entre susurros desvelados uniendo crepusculos grises y coloreando almas ambiguas con ademanes de risa, expresiones a corazón abierto, palmas estrechas, cuerpos sin vida, ojos sin colores... No creo que lleguemos a la conclusion blasfema de como detener la estupidez colectiva.


Ojos parlanchines... Lagrimas sin aun sentir dolor... Versos malditos compartiendo mi aire...


...Son pocos vicios para procrear una muerte voluntaria.



[Dedicado a Keliani Rojas (Luna)]

2 comentarios:

Luna dijo...

"no creo que el ser humano llegue a ser lo suficiente bello para amarse completamente a si mismo y la basta masa de carne que lo rodea."

no tiene que ser bello, ya lo es. pero la falta de límites de su mente es lo que carcome su capacidad de amarse.

los árboles, todos erectos, egoístas, se rebelan en contra de la tempestad, y también de lo melancólico de un crepúsculo silencioso.

quieren ver el sol caer, pero hay que esperar; lo tordido no se puede enderezar.

sale el sol, se pone el sol y corre hacia el lugar de donde volverá a salir. todo es vanidad y querer atrapar el viento, no hay ningún provecho bajo el sol.-

diantres Monegro, tú me inspiras. no sabes la sonrisa que me sacaste al leer este post. que el placer que me provocan tus palabras sea eterno ^^

Muspelheim dijo...

La belleza del ser humano se refleja en el peso de su ego, su cerebro se carcome al no usar la parte que necesita explotar para darse cuenta asi mismo que no necesita nada mas que su boca para sonreir.

Recuerda que somos como los girasoles, donde quiera que vemos luz nos volteamos a ver, es nuestro valor de pendencieros los que nos hace dudar de los rayos celestes y de las palabras inertes...

Me da gusto que te insperies, comparte conmigo unas lineas, un cafe y quien sabe si un abrazo.