jueves, 20 de mayo de 2010

Acto I: Clases De Nihilismo Vol. 1

Mis pensamientos son las conclusiones de un caos desconcertado y alterado entre los tiempos entre la mitica logica del saber y la demostrada estupidez humana.


Angustias entre deseos irreversibles en vacios colmados de extensas risas adornadas sin sonido, enamorados en su miseria ancestral creada por cenizas de los que creyeron que hacian una fabulosa historia, donde el no conciente futuro moria en un pasado discordante sin musas en el presente donde actualmente tus sentidos son guiados a hacia la llegada del gran astro detras de cada crepusculo quemando tus ideas.

Idolos miserables en fe adorados por sus anhelos de magnifisencia, ilusiones que renacen y se envuelven en las mismas sabanas donde la carne se hace debil... El animal mas amado por su alevocia y seguido por los rasgos de su lengua se ha hecho a si mismo a la imagen del viento, compartiendo la humedad del arbol seco que yase en el suelo ocupando la misma tierra convirtiendose a si mismo en lo que quiere ser y sirviendo a su palabra.... LIBRE.

4 comentarios:

Alucard dijo...

Libertad? En un mundo plagado de creencias vacias? Donde cualquier hecho en el cual no aparece nadie que de la cara, es llamado "accion divina"? El verdadero significado de la palaba libertad, sera conocido, cuando el hombre no necesite aferrarse a una creencia o tener "FE" en algo para poder seguir adelante... Por que siempre necesitamos algo en que creer, teniendo las herramientas de nuestro destino en las manos? Son ese tipo de cosas, las que nos hacen ser estupidos.

Muspelheim dijo...

No olvides amigo que todos somos dioses caminantes en el valle sin esperanza, no hace falta una insana fe para creernos libres, recuerda que no es la verdad lo que ha liberado al hombre, ha sido la duda que lo impulsado a encontrarla.

Luna dijo...

necesitar es un verbo muy grande.

no todos necesitan creer en algo impalpable que los impulse a hacer las cosas. mira cómo hay hombres que sólo creen en sí mismos y les basta para ser quienes son, para actuar con decisión y olvidarse de la supremacía de la moral. esos sí logran vivir intensamente, más que los que están aferrados a una débil creencia que ha de mantenerlos dentro de lo "correcto".

pero eso no justifica el egocentrismo.

Muspelheim dijo...

El trazar una linea recta para guiar al hombre es lo mismo que darle una pistola a una ballena.

El creyentismo popular de aferrarse a una idea "palpable" es la muestra viva de la hipocresia, no puedes andar a riendas sueltas y pensar que siempre haces lo correcto.

Pero tienes puntos por tu comentario.